Elantris, de Brandon Sanderson | ¿Cómo es que los seones no son parte de nuestro mundo? - Una Lectora en Apuros

miércoles, marzo 28, 2018

Elantris, de Brandon Sanderson | ¿Cómo es que los seones no son parte de nuestro mundo?


Elantris era la capital de Arelon: gigantesca, hermosa, literalmente radiante, llena de seres benevolentes que usaban sus poderosas habilidades mágicas para el beneficio de todos. Sin embargo, cada uno de estos semidioses alguna vez fue alguna vez persona común hasta que fue tocado por el misterioso poder transformador de la Shaod. Hace diez años, sin previo aviso, la magia falló. Los elantrinos se convirtieron en criaturas marchitas, leprosas e imponentes, y Elantris se tornó oscura, sucia y desmoronada.

Ahora que me doy cuenta, la sinopsis representa bastante bien el país en el que nací... Anyways. Primero que todo, aunque sería bastante conveniente que hoy fuera acción de gracias (que toda mi vida lo he querido celebrar pero lo más común es encontrar pollos, no pavos...), quiero agradecerle a Laura por acordarse de mí cuando vio el reto del intercambio en La Biblioteca del Inframundo. Y ustedes agradézcanle también, porque si no fuera por ella, hoy no tendrían reseña*. Se trata de nada más y nada menos que uno de los libros de Brandon Sanderson, el único que ha sido capaz de explicarme cómo no agobiarme cuando de worldbuilding se trata y yo lo he entendido al pie de la letra. Así que... también agradezcamos a Sanderson por sus clases, everybody. ¡Feliz no-día de acción de gracias!

*Admitamoslo, les gustan mis reseñas. Si no fuera así, ¿cómo es que el blog sigue con vida???



Si no han visto mi larga reseña de goodreads de Elantris, ¡felicidades! No sabes qué es lo que voy a decir con exactitud en esta entrada y podrás leer con calma y expectativas.

Comencemos por el principio, ya que sin un principio tampoco habría un fin, aunque eso lo volvería algo incierto porque sin un principio y un fin solo estaría algo mucho más grande que el infinito y más pequeño que la eternidad, y perdonen mi intento fallido de imitar las técnicas literarias de Lewis Carroll (me gustaría pensar que estoy libre de culpa, Ale). Pues, el inicio fue un poco lento. Es de suponer que Elantris es la verdadera protagonista porque es el nombre del libro, ¿a que no? Pues, los primeros capítulos se centran en eso, en Elantris, y los tres personajes principales que se encargaran de destrozar nuestros corazones a cada rato se están asombrando de la enorme ciudad que una vez estuvo en su máxima gloria y ahora no es más que una enorme mancha de mugre en la tierra. Que conste, yo soy muy aficionada al worldbuilding (pregúntenle a mi pobre madre que debe sobrevivir conmigo), pero cuando estoy leyendo, lo que más me importa son los personajes, no el mundo, o, en este caso, la ciudad. ¿Y por qué es esto? Porque son los personajes los que describen todo, vives toda la historia a través de sus ojos, y son ellos los que dirigen la trama (si el caso es lo contrario, probablemente no me gustará el libro). Así que fruncí el ceño una cuantas veces cuando me hablaban más de Elantris que de los personajes interesantes que me habían dado ganas de conocer más y mas y más a fondo desde el momento que me dijeron sus nombres hasta la última letra del último capítulo. Además de que se habla mucho de política, más que todo por parte de Sarene (de quien hablaré luego). Últimamente me he interesado bastante en leer libros que incluyan la política como elemento principal (no es porque una de mis historias necesite esa información y yo no la entienda en absoluto ni nada por estilo, ejem), pero hubo veces que era mucha para mi gusto, y no ayudó en nada que no me aprendiera los términos con la rapidez normal en que una aprende las pocas palabras de un idioma distinto o inventado por el autor/a.



Sin embargo, el buen señor Sanderson no descuida ni lo uno ni lo otro. El mundo está bien creado, decir eso está de sobra. Y, a pesar de que me hubiera gustado que me introdujeran a los personas sin meter a Elantris de por medio, están bien hechos también. Se compensa el principio con cosas que se van desvelando ya bastante avanzada la lectura. Todos son creíbles (cosa muy importante) y pude empatizar con la mayoría. Hubiera empatizado con los demás si yo no fuera tan cabezota, pero sospechaba mucho de ellos como para interesarme en su bienestar... Y, pues, la trama no se puede dejar por fuera. Es muy compleja, ni me imagino cuántos borradores tuvo que escribir para llegar a este fin. Y aunque sea compleja, si no tienes una mente como la mía, no te cabreas, además, la intriga que se activa en tu alma por lo que va a pasar después hace que no te quejes de nada. El sistema de magia también super hiper mega bien creado influye mucho en el conflicto principal, pues, como ya vieron en la sinopsis si es que se la leyeron (una sinopsis que no es una sinopsis de verdad, porque es el primer párrafo de la sinopsis en inglés en goodreads porque era muy largo y yo soy 100% profesional en todo lo que hago), Elantris era la ciudad de los dioses, y el libro se llama Elantris y todo se trata de Elantris, y si eso no tiene que ver con magia, ahora sí estoy frita. Raoden va a investigar sobre la magia perdida que destruyó la ciudad más importante del planeta (ya saben, cosas de protagonistas).

Aún así, se me hizo lenta muchas veces. Sí que ocurren cosas, pero cosas pacíficas (y digo pacíficas en comparación con el final, además de que son pacíficas literalmente, la parte de sangre y espadas viene al final). Además, lo que Raoden empieza a hacer en Elantris no lo consideraba importante en comparación con todo lo que nuestra querida Sarene estaba tramando en el palacio de Arelon. Y, como ya dije, Hrathen no me importaba ni un poquito, así que imagínense cómo me sentiría yo en medio de eso, ya que los capítulos son bastante largos.



Y no me convenció que después de cuatrocientas-quinientas páginas así, se prendiera la cosa y comenzara a haber más acción Mientras más avanzaba, más acción había y menos tiempo tenía para tomar un respiro. Después de tanto tiempo relajada y más o menos despreocupada, la historia da un giro de 180º y una cosa desencadena otra y, para rematar, me lo narraban todo con exagerada rapidez, como si el autor estuviera ansioso de llegar al final. Al menos que yo no lo haya entendido y solo era que había mucha tensión en el aire.



Pero, a pesar de eso, lo bueno es que el autor usa una técnica para mantener al lector adicto y ansioso por saber qué va a pasar después. Porque, de verdad, MUCHAS cosas pasan en esas últimas cien páginas. Y el autor acude a interrumpir las escenas en los momentos más oportunamente inoportunos, introduce múltiples cliffhangers pero sin cortar el capítulo. El autor logró conmigo lo que quería y esa razón es suficiente para darle tres estrellas o más.



Dato random: Los elantrinos antiguos, de cuando Elantris era hermosa y poderosa, tenían el pelo blanco y la piel plateada, y a pesar de esta cosa tan rara que bien los podría hacer drows, el libro los define como los seres más hermosos de todos. ¿Qué piensan ustedes? Está mejor que eso de tener sangre plateada, ¿no?



Ahora sí. Personajes. Lo que el mismo Sanderson expuso en una de sus clases: si se va a descuidar cualquiera de las tres cosas que sostienen una historia (trama, ambientación, personajes), que sea cualquiera de ellas, menos los personajes.

Pues, para empezar, TODOS tienen nombres complicados. Eso es justo lo que pasa cuando a un autor se le mete a la cabeza que puede crear un lenguaje desde cero (el Sr. Sanderson lo hizo bien, tampoco creáis lo contrario). Peeeeeeero, ¿cómo rayos se pronuncia Sarene, o Hrathen, o todos los nombres del mundo de Elantris? Al menos Raoden es el más sencillo: el protagonista no puede tener un nombre más complicado que el resto, ¿verdad?

Raoden, Sarene y Hrathen son los narradores de esta historia, turnándose por capítulos. Raoden me agradó la segunda vez que leí sobre él. Como dije, hay mucho Elantris en el primer capítulo y de Raoden solo sabía que era príncipe de Arelon alcanzado por la maldición (la Shaod) y fue arrojado a Elantris. Galladon me enamoró desde la primera frase que dijo y quiero uno en mi vida. Es un personaje pesimista, pa' qué os miento, pero eso lo hace gracioso. Él es MUY gracioso --especialmente cuando se burla de Raoden.
Sarene es la prometida de Raoden, pero luego de que él es llevado a Elantris y todos creen que ha muerto, ella se convierte en su esposa aunque aún no se han casado oficialmente. O siquiera conocido. Qué leyes tan raras hay en la fantasía... Y en la vida real... Porque Sarene es la princesa de Teod (un reino bastante lejano, si me permiten apuntar), y su planeado matrimonio se debe mayormente a razones políticas. Sarene es un personaje fuerte y feminista, como diríamos en la vida real, y es muy buena en políticas = yo la AMO con MAYÚSCULAS. Lo que me ha molestado es que no abundan más mujeres como ella, todas las demás damas son cabezas huecas. [Spoiler: usa el ratón (o mouse, si sois gringas) para leer] Lo que sí me gustó es que se animaran a practicar esgrima con Sarenee y al final del libro tuvieron al menos un poco de valentía para luchar contra los guardias de Fjorden. [Fin de spoiler] Y un personaje secundario que quiero destacar porque es el deber ser es Karata (ahora que lo pienso, suena a catarata...), líder de una de las bandas de Elantris. Ojalá y hubiera conocido más de ella. Esa sí es una mujer sensata y de piedra. Ella debe ser, en definitiva, Ravenclaw. Hrathen, por otro lado, podría ser Slytherin, no importa que sea religioso. No tengo nada más que decir que Hrathen no me agradó durante toda la lectura. Así de simple y directo. Nunca me importó ni su conflicto interno ni su fe. EN TODO EL LIBRO. Pero... Cuando ya a menos de 100 páginas por terminarlo, este personaje de aquí hace algo inesperado que me ablanda el corazón, así que me ganó en el último minuto. [Otro spoiler, y este es bien feo: vuelve a usar el ratón o mouse para leer] Y cuando finalmente es oficial de que yo me he pasado del lado oscuro a su lado, el autor lo asesina en el mismo capítulo. ¿Alguien me explica por qué la vida es tan cruel? Quiero decir, quizás, QUIZÁS, lo hubiera dejado pasar si me hubiera gustado desde el principio, porque yo como lectora y escritora entiendo que los autores son aficionados a matar a sus personajes (miren a Eondel o Saolin), pero cuando en el último momento al fin siento, no una pizca, sino una gran simpatía hacia Hrathen, su destino termina ahí. That. is. not. cool. [Fin de Spoiler] Dilaf es una rata peluda, me desagradó desde su primera aparición y agradezco a Domi por eso.




Una queja común y corriente que quiero presentar a la corte, por favor. En el mundo de Elantris, existen seones, amigos fantásticos y compadres de toda la vida del humano cuyo padre o madre tuvo la dicha de poseer uno de estos para dárselo de cumpleaños. Pues, aquí hay varios personajes que tienen seones, pero voy a hablar del único que importa. Ashe, el seon de Sarene. Quiero un Ashe en mi vida. Deberitas, deberitas. Quiero un seon que vaya de generación en generación en mi descendencia. Quiero que espíe a las personas de las que sospecho y quiero que alguien le advierta a mis amigos cuando cometa una idiotez y haga que me maten. Ashe es el indicado. Este mundo necesita tanto dragones como seones. ¿Quién quiere formar una revolución conmigo?



Agradezco a Sanderson por haberle sacado el mayor provecho a esta premisa y haber creado una obra tan maravillosa. Es innegable que Sanderson ha creado, no una, sino varias religiones completas y muy bien hechas (aunque el Shu-Dereth o como se escriba y la religión de Sarene se me parecen al catolicismo, especialmente por las capillas y los padres que viven ahí), a pesar de que a veces repetía los términos y las historias de cómo nacieron estos. El autor se pasaba un tiempo con la política de cuando en cuando también, pero me ha gustado igual. Y el sistema de magia se lleva el premio, los símbolos del AonDor me encantan y, como dijo Laura, la magia es muy científica y me gusta las explicaciones que da sobre cómo funciona.



En fin... Que me gustó, sí, mUCHO. Que hubieron cosas que no me convencieron del todo, algunas, sí. Pero, de todas maneras, Brandon Sanderson es Brandon Sanderson, nadie puede contradecir eso (literal y figuradamente).


BRANDON SANDERSON
Nacido en Nebraska,​ Sanderson pertenece a Iglesia SUD. Actualmente reside en ProvoUtah, con su esposa Emily. Obtuvo un máster en literatura creativa en 2005 en la Brigham Young University,​ donde ahora es profesor.​ Ha sido nominado dos veces para el Premio John W. CampbellSu primera novela publicada, 'Elantris' (2005), fue recibida por público y crítica como una interesantísima renovación en el tan trillado género de la fantasía. Entre sus variadas obras, también se puede destacar una brillante trilogía: 'Nacidos de la bruma' (Mistborn), formada por 'El Imperio Final' (2006), 'El pozo de la ascensión' (2007) y 'El héroe de las eras' (2008).

Y si de verdad has llegado al final de esta entrada y nunca jamás en tu vida has oído de este tío Sanderson (que ahora se vuelve oficialmente tío de Una Lectora en Apuros), aquí te dejo la entrada de Utopía para más información. En caso de que sí sepas todo sobre él y hayas leído todos sus libros, sé que nada va a detenerte a descubrir qué están diciendo de tu autor favorito. Y si estás entre los dos extremos, como yo, ¡perfecto! Disfrutarás bastante la entrada ;)



Um, no me creáis superficial, pero las distintas portadas de las ediciones de Elantris son muy mehh...

Tiempo de preguntas totalmente-dentro-del-sentido-común. ¿Verdad que es tiempo de hacer una revolución literaria? ¿O prefieren planear un viaje a Gran Bretaña para buscar a J. K. Rowling y nos haga personajes ficticios? ¿Han leído alguna obra de tío Sanderson? ¿Es tan raro como suena llamarlo tío Sanderson?

4 comentarios:

  1. Hola! Super completa la reseña! De Sanderson he leído los dos primeros de Mistborn con MUCHO esfuerzo. Realmente se es era en la construcción de la historia y son super complejas (yo lucho con las partes de política y eso) ya veo que esto es más o menos igual.
    Creo que voy a pelear para leer el tercero de mistborn para terminar la línea temporal y abandono al Tío xD
    No es mucho mi onda este tipo de fantasía :/
    Saludos desde El Refugio del Dragón de Tierra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaa!El mío sí, en parte. Me gusta leer de rato en rato un libro donde todo es muy complejo, aunque a veces sea pesado, y no tengo idea de porqué. Soy una humana bastante normal, como ves. Que la fuerza te acompañe con Mistborn 3.

      Eliminar
  2. Aish, pero qué ganas tenía de leer esta reseña y seguir fangirleando... Nada, contenta de que lo hayas leído y de que te haya gustado tanto^^
    - Hum, qué extraña sinopsis, en mi edición no había esta había una que terminaba con "La eternidad terminó hace diez años" (es que es muy épicooo) (Hum, acabo de leer que has abreviado la sinopsis. Muy mal¬¬)
    -"Si no han visto mi larga reseña de goodreads de Elantris" Hum...ya...supongo que no vas a decirme nada nuevo pero...anyway.
    - Tu diatribia sobre el principio y el fin me ha recordado mucho a la sinopsis de El fin, de Lemony Snicket, el libro doceno (y último) de Una serie de catastróficas desdichas. Te vas a reír con la sinopsis (http://paseandoentrepaginas.blogspot.com.es/2012/10/una-serie-de-catastroficas-desdichas_15.html)
    - Sobre el principio describiendo la ciudad, aish, es que yo soy muy fan de todo aquello que antes era magnífico y ahora es una ruina, como castillos, mansiones, casa,...así que con la ciudad lo flipé XD
    - Sobre la política y el worldbuilding. Pues en mi caso, este fue el primer libro que leí que le daba mucha importancia a ambos aspectos, así que quedé alucinada. Y eso que no soy nada de las descripciones, que suelen aburrirme...
    -Sobre la creación del mundo, yo tampoco sé cómo lo hace el autor para hacer mundos tan completos y haber publicado tantos libros...
    - Coincido en que es algo lento y que no pasan muchas cosas que no sean pacíficas, pero no sé, a mí lo que hacía Raoden sí me parecía interesante, pero coincido en que los monólogos de H sí que se me hacían largos.
    - Sobre lo de que de pronto hay mucha acción, es cierto, pero no me molestó, estaba demasiado impactada como para quejarme xD
    - No ho sé, me gusta la fantasía así que ya me he acostumbrado a los nombres raros y no le doy importancia a cómo pronunciarlos, mi único problema es cuando he de hacer las reseñas, que no me acuerdo de cómo se escribe. ¡Y Sarene no me parece tan raro!
    - Me xap contigo poniendo a los personajes en casas de Hogwarts xD
    - Como sabes, a mí me gustó el final de H, fue todo tan épico...Entiendo que le pasara eso, la otra opción era que se fuera a hacer un gran viaje, pese a todo no era taaaan bueno y el autor no lo hubiera podido defender mucho tiempo.
    - Definitivamente, voy a darle un vistazo a esa entrada.
    - Sobre las portadas de Elantris...No sé cómo puede ser esto, pero es que todas las obras de Sanderson en general tienen unas portadas feísimas, ¿pero tu has visto la de El imperio final? Los de mi clase me miraban raro...así no hay manera de convencerles de que se leyeran el libro¬¬

    Kolo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D #FangirlTime
      XD Sí ese cierre es muuuuuy épico
      Por el fénix, qué sinopsis más peculiar jajaja
      A mí me está interesando saber más de la política y eso porque hace poco se me ocurrió una idea para una historia y tengo que meterle mucha política, así que mientras intento no hacer explotar mi cabeza, me quiero informar más de cómo introducen la política en otros libros. Este me ha encantado, a pesar de que a veces sentía que era mucha descripción.
      Pues, lo que sé es que es gran fan de Tolkien y le gusta tomarse su tiempo con calma cuando de worldbuilding se trata.
      Mira, yo hasta grité cuando estaba leyendo el final. En realidad, hice de todo, chillé, jadeé, le pregunté cosas a mi mamá y ella solo tuvo que hacer como que no me oía porque ella no sabía nada de lo que estaba pasando entre el libro y yo. Fue bastante épico, solo me hubiera gustado que tío Sanderson hubiera graduado el ritmo y no lastimar mi ya-muy-herido-corazón-gracias-a-otros-libros en tan pocas páginas.
      A mí sí XD Nunca había escuchado Sarene... Lo mejor será que hable del libro online y solo me aprenda a deletrearlos, porque en persona, no puedo... By the way, fun fact, mi mamá me aconseja asumir (como tú) que no puedo pronunciar bien los nombres.
      Creo que poner personajes en casas de Hogwarts es mi nuevo propósito en la vida XD
      ¡Pero no es justo! *chilla* H merecía redención. Igual que Severus Snape.
      Honestamente, creo que la del Imperio Final es la más pasable de todas, junto a El Aliento de los Dioses. Claro, no he leído los libros como para hacer comparación y ver qué tiene que ver con la historia y qué no. Pero sí, todas son feísimas y eso es peor que la serie te venga en diferentes tamaños :/ Yo me defendería con la frase de 'No juzgues un libro por su portada'...
      Kolo ;)

      Eliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. ¡Comenta y comparte tu opinión!
Recuerda ser siempre respetuoso y no hacer spam.

¡Disfruta!